SEPTENARIO Y FIESTA EN HONOR A MARÍA STMA DE LOS DOLORES

Stabat Mater dolorosa, justa crucem lacrimosa dum pendebat filius.

2El pasado sábado 16 de marzo daba comienzo el Septenario que la cofradía celebra en honor a nuestra Titular, María Stma. de los Dolores, y que terminó el viernes 22 de marzo. Como cada año hemos dedicado siete días a vivir con nuestra Madre los dolores de Jesús al pie de la cruz. Hemos compartido la Eucaristía y hemos podido reflexionar escuchando cada noche la magnífica interpretación de Los Dolores de don Victoriano García, interpretados de forma magistral por el coro y sexteto instrumental de Camerata Boehm dirigidos por D. José Manuel Cano Gómez.

La Eucaristía del primer día de Septenario fue oficiada por nuestro Capellán y párroco de San Nicolás, Rvdo. Sr. Don Alfonso Garzón Vera y en ella se hizo entrega de la medalla a los hermanos que pasan a serlo de pleno derecho. En los días siguientes tuvimos el honor de contar con el Rvdo. Don Luis Juan Gallardo Anguita, párroco de Santa Teresa y con el Rvdo. Don Francisco de Paula Jaldo Gómez, SDB.

Cada día hemos acompañado a María compartiendo su dolor: la profecía de Simeón, el destierro a Egipto o los tres días de angustia tras la pérdida de Jesús en el templo de Jerusalén. Los bellos compases de la música de Don Victoriano, interpretados por la orquesta de la coral, nos seguían llevando a estar con Ella y compartir el doloroso encuentro con Jesús en la calle de la Amargura, el terrible momento para una madre de la crucifixión de su hijo, el abrazarlo cuando lo descienden del Árbol Sagrado y acompañarlo al sepulcro.

Todos los cofrades, pero en especial cada día los jóvenes, nuestra banda, niños y mayores, costaleros, hermanos y hermanas hemos participado en la Eucaristía, hemos demostrado con nuestra asistencia y participación que nos mueve algo más que el folclore, que nos une nuestra devoción a Jesús en la Cruz y a su Madre Dolorosa y una tradición centenaria que ha pasado de padres a hijos generación tras generación.

El viernes 22 de marzo, coincidiendo con la tradicional celebración del Viernes de Dolores, se celebró la Fiesta en honor a María Santísima. Los hermanos y fieles compartimos la Eucaristía y tras ella el último día del Septenario. Oficiada por nuestro hermano cofrade Rvdo. Don Joaquín Rafael Robles Medina y de nuevo con el templo de la Santísima Trinidad lleno de fieles escuchamos la Palabra de Dios y participamos en la Santa Misa.

Con el recogimiento necesario durante la comunión pudimos escuchar la marcha que el Maestro Herrera Moya compusiera para nuestra Titular, “Muerte y Dolor”, interpretada por el sexteto instrumental de Camerata Boehm. Después de la acción de gracias se hizo entrega a los hermanos que cumplían 50 años como cofrades del diploma y la medalla de la que se han hecho merecedores después de casi una vida como hermanos de nuestra cofradía. La interpretación por séptima y última vez este año de los Dolores puso fin a la fiesta en honor de Nuestra Titular, María Santísima de los Dolores.