«… Dijo esto y expiró.»

En esta Semana Santa tan especial que nos ha tocado vivir, todas las cofradías han realizado un acto de oración ante sus titulares a la hora en la que se iniciaría su Estación de Penitencia. Así, día a día, hemos ido recorriendo los momentos de la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro señor Jesucristo hasta que ha llegado la hora de su muerte en la Cruz, de su último aliento, de su EXPIRACIÓN a la espera de la Resurrección.

“Era ya cerca de la hora sexta cuando, al eclipsarse el sol, hubo oscuridad sobre toda la tierra hasta la hora nona. El velo del Santuario se rasgó por medio y Jesús, dando un fuerte grito, dijo: «Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu”. Dijo esto y expiró”.

001

A las doce y media del mediodía los hermanos de la Cofradía del Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima de los Dolores, un año más hemos estado junto a Nuestros Titulares en este Viernes Santo para dar muestra de nuestra devoción y acompañarlos, no en las calles de nuestra ciudad como hubiera sido el deseo de todos por el significado que tendría, sino con nuestra oración en el templo, donde se ha celebrado la Liturgia de la Pasión del Señor, presidida por nuestro capellán, Rvdo. Sr. Don Alfonso Garzón Vera y en la que ha participado el cuarteto Camerata Boehm.

Los toques de nuestra banda y los sones de los lamentos de nuestras trompetas anunciando que Cristo clavado en la Cruz muere por nosotros, han sido sustituidos este año por la música del cuarteto, por el silencio y por la oración. Hoy más que nunca la Cruz toma el protagonismo de la redención, y nos enseña que, como dice la oración al Cristo de la Expiración, es la expresión del fracaso humano, pero sobre todo es el exponente del amor de Dios, el símbolo del camino que tenemos que seguir, como ha resaltado en sus palabras nuestro capellán.

Con la interpretación de las marchas “Expiración” y “Muerte y Dolor” terminaba este acto de la Liturgia de la Pasión del Señor con el que los hermanos de la cofradía hemos estado, como cada Viernes Santo a mediodía, dando culto al Santísimo Cristo de la Expiración, María Santísima de los Dolores y también desde ahora a San Juan Evangelista.

Durante la mañana se realizó un acto de oración ante Nuestros Titulares por parte de una representación de la Junta de la Unión de Cofradías de Semana Santa, que hacía una visita institucional para rezar junto a nuestra Junta Directiva delante del altar del templo, donde este año se encuentran los Titulares de la cofradía. Así mismo una representación, encabezada por sus hermanos mayores, de las hermandades de la Entrada de Jesús en Jerusalén, Nuestra Señora de la Soledad y el Santo Entierro y también nuestros costaleros, hacían sendas ofrendas florales y un acto de oración ante el Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima de los Dolores, gesto que ha sido agradecido por el Hermano Mayor en nombre de la cofradía.

 

La Junta Directiva quiere también agradecer a todos los cofrades que han participado en este acto su ejemplar comportamiento cumpliendo las recomendaciones sanitarias, permitiendo así que esta Liturgia de la Pasión se haya realizado con gran seriedad y recogimiento, dejando constancia en definitiva de lo que representa nuestra cofradía en el mediodía del Viernes Santo ubetense y la devoción a nuestros Sagrados Titulares.

 

  

…y, con el corazón contrito y humillado, dispuestos a acoger

a todos los que, por cualquier causa, sientan la necesidad de

nuestro consuelo amoroso. AMÉN

 

CARTELEXPIRACION2021El pasado 21 de marzo a las 11:30 de la mañana, nuestra cofradía celebró la Fiesta Principal en honor a sus titulares, el Santísimo Cristo de la Expiración y María Santísima de los Dolores, oficiada por el nuestro Capellán y párroco de San Nicolás, Rvdo. Sr. Don Alfonso Garzón Vera, teniendo en cuenta todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias. Para favorecer que la Fiesta llegara al mayor número de hermanos y fieles fue retrasmitida en directo a través del canal de Facebook de la cofradía y en diferido, por la tarde, en Diez Tv.

Como es habitual, cabe destacar la presencia corporativa de la Junta de Gobierno, encabezada por nuestro Hermano Mayor, Don Tomás Muñoz García y la del presidente de la Unión de Cofradías de Semana Santa don Felipe Torres Villalba, que este año lo hacía en representación de las demás cofradías ubetenses, así como la numerosa presencia de cofrades, hermanos y hermanas de la cofradía hasta que se cubrió el aforo previsto.

En su homilía Don Alfonso resaltó la importancia de la imagen del Santísimo Cristo de la Expiración y del simbolismo de la Cruz para los cristianos como máxima muestra del amor del Padre hacia sus hijos. Este año que las imágenes de María Santísima de los Dolores y de San Juan han estado a los pies de la Cruz, en el Altar del templo, permitió a nuestro capellán poner de manifiesto la importancia en la Pasión de la Virgen María y del Discípulo amado.

Tenemos que destacar también la participación del grupo Camerata Boehm en esta Fiesta Principal, que han llenado el silencio y recogimiento con su música de forma magistral, haciendo posible que pudiésemos escuchar la marcha Expiración durante la comunión y emocionarnos al finalizar la Celebración Eucarística con su adaptación de la marcha a María Santísima de los Dolores”Muerte y Dolor” del maestro Herrera. Con los sones de la marcha terminaba un año más este día tan especial para nuestra hermandad, que nos ha vuelto a convocar para la Fiesta a Nuestros Titulares, cumpliendo así con la tradicional cita que nos inculcaron nuestros mayores, y que nos convoca este Domingo de Pasión ante las imágenes de Cristo Crucificado y de su Madre Dolorosa y desde ahora también de San Juan Evangelista.

 

 

  

“Oscurecerse el sol de repente; se cumplió la fatal profecía.

¡Mira, mira a tu Hijo, María! ¡Mira, mira, cadáver esta!”

(Sexto dolor: bajan a Jesús de la cruz y María lo recibe en sus brazos)

 

0035Cuando han pasado prácticamente dos años desde la última vez que se pudo celebrar, el pasado sábado 20 de marzo daba comienzo el Septenario a María Santísima de los Dolores en la iglesia de la Stma. Trinidad, cumpliendo con todas las recomendaciones de las autoridades sanitarias y de aforo del templo; por este motivo y para facilitar que llegara al mayor número posible de hermanos y fieles ha sido retrasmitido durante los siete días en directo a través del canal de Facebook de la cofradía.

Este año debido a las restricciones sanitarias no ha sido posible contar con la Coral Virgen de Guadalupe por lo que nuestros tradicionales Dolores, que magistralmente interpretaban cada año, han sido leídos todos los días del septenario como reflexión final al terminar la Eucaristía.

Este primer día de septenario fue muy especial para la cofradía ya que era bendecida la nueva imagen de San Juan Evangelista que a partir de ahora acompañará a nuestra Titular María Santísima de los Dolores en su capilla, donde podrá ser venerado por los hermanos cofrades y fieles en general. La celebración de la Eucaristía ha estado presidida durante los siete días por nuestro capellán y párroco de San Nicolás, el Rvdo. Sr. Don Alfonso Garzón Vera. En este primer día, en su homilía, nuestro capellán destacó el compromiso y fidelidad de San Juan con Jesús, compromiso que es tan necesario siempre por parte de los cristianos.

Tras la bendición de la imagen, obra de las imagineras Laura y Ester Moreno Obra, invitadas de honor en este día tan importante, prosiguió la celebración eucarística, que finalizo con la entrega de medallas y diplomas a los cofrades que pasaba a ser hermanos de pleno derecho. El Hermano Mayor al terminar la ceremonia se dirigió a los presentes para hacer una pequeña reseña sobre la historia de la imagen de San Juan en nuestra cofradía, tras la que mostró el agradecimiento en nombre de la hermandad tanto a las autoras como al donante y a nuestro capellán. 

Todos los cofrades hemos ido participando en el septenario, que como es costumbre desde hace años ha estaba dedicado cada día a los jóvenes, nuestra banda, corro de trompeteros, niños y mayores, costaleros, mantillas, hermanos y hermanas que hemos participado en la Eucaristía dando muestra todos de nuestra devoción por Nuestra Madre, María Stma. de los Dolores.

El martes, día dedicado a los mayores, se hizo entrega de un diploma conmemorativo a los hermanos y hermanas de la cofradía que el año pasado cumplieron 50 años como cofrades y que por motivo del confinamiento domiciliario no les pudo ser entregado. El capellán tuvo hacia ellos unas palabras llenas de cariño y reconocimiento, uniendo sus palabras con las del día anterior dedicado a los niños y niñas, destacando en ellas la enorme importancia para el futuro de la cofradía que representaban los mayores, pues sin la base sólida que crearon no existiría ni el presente ni el futuro. Tras la celebración de la Eucaristía se les brindó un caluroso aplauso que cerraba este entrañable acto de entrega de diplomas.

En los días siguientes, miércoles y jueves, el septenario estuvo dedicado especialmente a los componentes de la banda, “trompeteros” y a los costaleros que tan importante labor realizan cada año, y que con su participación en la celebración de la Eucaristía estos días vuelven a dar muestra de nuevo de su devoción a Nuestra Madre.

"Y Jesús, con fuerte voz, dijo: "Padre, en tus manos encomiendo mi espíritu". Dijo esto y expiró." Con estos versículos del evangelio de San Lucas, el jueves del septenario, que es cuando tradicionalmente se celebraba el Solemne acto del Descendimiento de la imagen del Santísimo Cristo de la Expiración y tras la celebración de la Eucaristía, se iniciaba la reflexión de las Siete Palabras entre las que se intercaló el toque de lamento de nuestros "trompeteros", que sonaba, si cabe, este año más estremecedor.

Fiesta en honor a María Santísima de los Dolores

"Jesús, viendo a su madre y junto a ella al discípulo a quien amaba, dice a su madre: "Mujer, he ahí a tu hijo". Luego dice al discípulo: "He ahí a tu madre" (Jn 19, 26-27).

El último día, Viernes de Dolores, se celebró la Fiesta dedicada a nuestra Madre Dolorosa, oficiada por Don Alfonso Garzón Vera y que nuevamente contó con el cuarteto Camerata Boehm que participó con su música en la celebración. Don Alfonso en su homilía nos llevó a reflexionar a través de las imágenes de Nuestros Titulares y la de San Juan sobre la palabras de Jesús en la cruz "Mujer, he ahí a tu hijo"…"Hijo he ahí a tu madre"  y en las que ponía de manifiesto el deseo divino de mostrar a María como nuestra madre, como la madre de todos los cristianos. Durante la comunión pudimos escuchar la marcha que el maestro Herrera Moya compusiera para María Santísima, “Muerte y Dolor”, en una impresionante adaptación del cuarteto Camerata Boehm.

Y a pesar de que este año no se han podido interpretar los Dolores, no podía terminar el Septenario sin un pequeño homenaje a ellos y es que tras la comunión, el cuarteto sorprendió a los presentes con los sones del tercer y quinto dolor, en una adaptación que logró emocionarnos. Al finalizar la Eucaristía y tras la última reflexión de una semana dedicada a Nuestra Titular, María Santísima de los Dolores, por parte de la vocal de Cultos, se hizo entrega de unos diplomas conmemorativos a los hermanos y hermanas de la cofradía que este año 2021 cumplieron 50 años como cofrades, tras la que sonó la marcha Expiración como colofón a este Septenario en el que cada día hemos pedido por todos los fallecidos y afectados por la pandemia, por todos nuestros hermanos y familiares que ya no están con nosotros, con la seguridad de que ya reciben el abrazo del Padre.

 

  

 CARTELEXPIRACION2021
 

 

 

 logo slide
 

Nuestra cofradía volverá a tener una imagen de San Juan que se pondrá para su veneración junto a la de María Santísima de los Dolores en su capilla de la iglesia de la Santísima Trinidad

Por las crónicas y libros de historia conocemos que junto a la imagen del Cristo de la Expiración, en su capilla, se veneraban también las de la Virgen de los Dolores y San Juan ya en la segunda mitad del siglo XVII.

“Tiene el altar una antiquísima imagen de Christo Señor Nuestro en el paso de su Espiración, de estatura humana y de mucha devoción, junto con las efigies de Nuestra Señora y de San Juan Evangelista, que salen en prozesión el Viernes Santo”  (Citado en el libro “La Semana Santa en Úbeda”, Tomo II de Juan Ramón Martínez Elvira).

Aunque hubo un tiempo en que también la imagen de María Magdalena acompañaba a las imágenes de nuestros titulares, ya desde principios del siglo XX, por las fotografías y programas de la época sabemos que tanto la Virgen de los Dolores como San Juan seguían procesionando junto a la imagen del Santísimo Cristo de la Expiración y así fue durante años hasta la triste desaparición de las imágenes.

Hoy nos complace comunicar que, gracias a una donación anónima, y tras realizarse todos los procedimientos previos, tanto en lo referente a donaciones como al de adquisición de nuevas imágenes - con el envío de la documentación al obispado -  y una vez estudiado el expediente por el Delegado Episcopal de Patrimonio, se accedió a lo solicitado dando D. Francisco Juan Martínez Rojas, Vicario General, su visto bueno el día 8 de septiembre de 2020.

Una vez recibida la autorización, se hizo el encargo a las imagineras María Esther y Laura Moreno Obra para la realización de la imagen de San Juan que acompañará a María Santísima de los Dolores en su capilla.  Dicha imagen será presentada y bendecida el sábado 20 de marzo, primer día de Septenario de nuestra cofradía.  

Desde aquí queremos expresar nuestra satisfacción y agradecimiento al donante, que cuando se puso en contacto con la Junta de Gobierno para comunicar su intención de  recuperar la veneración a la imagen de San Juan en nuestra cofradía, tuvo todo nuestro apoyo y colaboración para realizar lo antes posible las gestiones necesarias, a nuestro capellán, Don Alfonso Garzón Vera, por las facilidades mostradas en todo momento ante el nuevo proyecto, y como no, agradecer a las imagineras, que recientemente realizaron para nuestra cofradía la restauración y  dorado del trono del Santísimo Cristo de la Expiración,  el trabajo que han hecho con la impresionante imagen de San Juan, que a partir de ahora volverá a formar parte del patrimonio de nuestra hermandad para completar la devoción a nuestros Sagrados Titulares con la de San Juan Evangelista.